Villa Flakozitas - Portal de contenidos Literarios
Portal Literario ViLLa FLaKoZiTaS


Volver a la Pagina de Inicio
Ver la sección de Literatura
Ver la sección de Frases
Ver la sección de Humor
Ver la sección de Paises
Envianos tu colaboración
Revisa tu cuenta de Correo FLaKoZiTaS
Mapa del Sitio
 

María Elena Walsh
Biografía

María Elena Walsh nació el 1 de febrero de 1930 en Ramos Mejía, en el gran Buenos Aires, Argentina. Sus padres eran también argentinos, ambos descendientes de extranjeros, su madre, hija de criollos y gaditanos, y su padre descendiente de irlandeses e ingleses. El aspecto más significativo de este contexto familiar posiblemente esté dado por la libertad y la liberalidad: María Elena Walsh no tuvo la formación tradicional de las demás niñas de clase media argentina de su época.
En 1945, había publicó sus primeros versos en la legendaria revista "El Hogar" y en el suplemento literario de "La Nación". Antes de finalizar sus estudios en la Escuela Nacional de Bellas Artes, a los diesisiete años, escribió su primer libro: "Otoño Imperdonable", libro de poemas que mereció el segundo premio Municipal de Poesía. El revuelo y reconocimiento aprobatorios que la calidad poética de Otoño imperdonable causaron en los círculos literarios argentinos en cierta medida también desestabilizó a su propia familia: la jovencita que escribía poemas en la mesa del comedor ahora frecuentaba reuniones de sociedades literarias y cafés. Lo que en otras adolescentes era mediocre o simplemente tenía carácter pasajero, en María Elena Walsh se planteaba como profesión.A esta diferencia en relación a expectativas futuras que no condecían con las socialmente aceptadas para una adolescente "de familia" (es decir casarse y encargarse de la casa y la familia, según la sociedad en esos tiempos), se le sumaban los susecivos encuentros con su padre: regresaba más tarde del horario permitido de las nueve de la noche. Ésto sólo fué el principio de su temprano abandono del hogar. En 1948 Juan Ramón Jiménez visitó la Argentina; "Otoño imperdonable" lo dejó maravillado de su expresión, su naturalidad en lo sencillo y lo difícil. Quiso conocer a la autora y la invitó a pasar una temporada en Maryland junto a él y su esposa. El poeta tenía un claro objetivo: guiar a la joven poeta. Es por ello que le sugirió clases en la Universidad de Maryland, la hizo visitar a Ezra Pound, Pedro Salinas y a Salvador Dalí, ver exposiciones en el Museo de Arte Moderno, escuchar conciertos en el Carnegie Hall y Radio City, además de leer la antología de poesía norteamericana, de Louis Untermeyer y la Spoon River Anthology. Eso no fué algo fácil, ya que María Elena era por ese entonces muy rebelde, tímida e introvertida y Jímenez quería que fuera más espontánea, y al enseñarle y criticarla solía ser muy duro. La experiencia en Estados Unidos la dejó insatisfecha, perpleja, pensando que el mundo era ancho, ajeno, bellísimo y amenazador.  Algunas de las impresiones de este viaje aparecieron inicialmente en "El Hogar," la revista del diario "La Nación" y años más tarde conformaron "Carta de viaje," una de las secciones de "Desventuras en el País Jardín de Infantes"

Al volver a Argentina, continuó escribiendo poemas y en 1952 publicó su segundo libro, Baladas con Angel. La situación argentina del momento era en general bastante difícil de sobrellevar. El régimen peronista exigía que un autor estuviese afiliado al partido para que sus obras puedan ser publicadas (ya fuese recibiendo pago o no). El mismo partido imponía a la ciudadanía el luto obligatorio por Eva Duarte de Perón, sin el cual los ciudadanos eran exonerados de sus trabajos. Adversaria al régimen e ideología peronistas, María Elena Walsh sufrió las mismas dificultades que surgieron para escritores y pensadores disidentes: la imposibilidad de publicar sus trabajos y, consecuentemente, vivir de su profesión. La realidad política, social, económica y cultural del país la condujo al exilio. Esta decisión significó una liberación a modo político-ideológico, y también, en cierta afectiva: estaba de novia con Angel Bonomí y su relación no era bien vista. El exilio representó todo lo que Argentina no ofrecía: libertad social, ideológica, cultural y emocional, junto con una infinidad de estímulos y posibilidades de cambio y desarrollo profesional. El único destino posible para ella, era París, y allí fué luego de reunirse en Panamá con Leda Valladares, a quien había conocido por correspondencia.
Ya en París las dos formaron un dúo con el cual interpretaron en diferentes salones la música folclórica argentina, recibiendo la aclamación del público. Se presentaron por primerva vez en el "Scandia", en el Barrio Latino. Actuaron también en el café literario más famoso de esa época, "L’Ecluse" y en el recién inaugurado "Crazy Horse Saloon", donde no tuvieron que audicionar, ya que las llamaron especialmente. Ganaron el "Banco de ensayo del Music-Hall," un concurso en el teatro 
"L’Olympia", y grabaron su primer disco, "Le Chant du Monde". Fueron cuatro años de arduo trabajo. 
En ésa época fué cuando María Elena empezó a escribir poemas y canciones para niños. 
Cuando regresaron a Argentina (sin Perón pero que seguía bajo dominio militar) la situación fue otra. El dúo no logró la
aceptación comercial esperada. No eran lo que se esperaba de grupos folclóricos, por empezar, no eran gauchos, no eran hombres.
Su tercer libro, Tutú Marambá, estuvo en esa época completo, pero ella no encontró editorial para sus poemas: la niñez ni siquiera era admitida dentro del canon literario. Ésto no fue un impedimento, ya que continuó trabajando en 
sus poemas y musicalizó algunos de estos para incluirlos en una comedia musical para niños: "Los sueños del Rey 
Bombo" (1959). A esto le siguió, la publicación de "Tutú Marambá", en 1960. En 1962, se puso en el teatro el renombrado "Canciones para mirar", su obra poética, narrativa y musical para niños. Obra que en 1965 fué representada en Francia y Estados Unidos, mientras su libro "Hecho a mano" era publicado.
Cabe destacar que cómo todo artista ella demostró qué era lo que sucedía en la sociedad, en el mundo de Argentina. Siguió cantando, utilizó la ambigüedad y la alusión para referirse a temas prohibidos, como mencionar a Perón en la época de Onganía ("el que te dije" de "El 45"), o hablar de la situación socio-económica de sectores carenciados y faltos de 
representación, como la mucama provinciana de "La Juana".  Vivió los años de la última Dictadura en Argentina, en donde la posibilidad de viajar constituía una bocanada de aire puro, un consuelo en medio de la devastación. Fueron años duros, no sólo por las circunstancias que atravesaba el país sino también por las personales: se le diagnosticó cáncer óseo, con las 
subsecuentes operaciones y tratamientos de quimioterapia.

En 1993, apareció "Desventuras en el País Jardín deInfantes". Sus poemas y canciones aparecieron en 1984 y 1994, respectivamente.En 1997 apareció "Manuelita ¿Dónde vas?", un libro con la tortuga más famosa de la Argentina como protagonista y nexo entre los distintos cuentos. Manuelita no solamente viaja (a la India, a España, a Mar del Plata, al Japón), sino que también hace nuevos amigos. Posiblemente, los tres puntos más significativos del libro están dados por la libertad de Manuelita en sus opiniones y comentarios, su divorcio del tortugo (un signo de la Argentina actual) y su regreso a Pehuajó. 
El reconocimiento le llegó de diferentes formas: premios de instituciones como ARGENTORES (Sociedad General de Autores de la Argentina), SADAIC (Sociedad de Autores y Compositores de Argentina) y la Fundación Konex y el título de Doctor Honoris Causa de la Universidad Nacional de Córdoba (Argentina) coexisten con el disco compacto-homenaje Cantamos a María Elena Walsh, grabado en 1997, las estampillas emitidas por el Correo Argentino en 1998, con ilustraciones sobre algunos de sus relatos y con la película que protagonizó Manuelita en 1999. Igualmente, el reconocimiento por parte de los niños, los padres y los maestros ha sido continuo; son incontables los jardines de infantes y guarderías que llevan nombres de personajes de sus cuentos, además de que la mayoría de las tortugas argentinas lleva el nombre de "Manuelita."

Areas Relacionadas
Indice de Autores
Textos de María Elena Walsh


Sus Obras

Otoño imperdonable - 1947
Apenas viaje - 1948
Baladas con Ángel - 1951
Casi milagro - 1958
Tutú Marambá - 1960
La Mona Jacinta - 1960
La Familia Polillal - 1960
Circo de Bichos - 1961
Tres morrongos - 1961
El reino del revés - 1964
Zoo loco - 1964
Hecho a mano - 1965
Dailan Kifki - 1966
Cuentopos de Gulubú - 1966
Versos para cebollitas - 1966
Aire libre -1967
Versos folklóricos para cebollitas - 1967
Versos tradicionales para cebollitas - 1967
Juguemos en el mundo - 1970
El diablo inglés - 1970
Angelito - 1974
El país de la Geometría - 1974
La Sirena y el Capitán - 1974
Cancionero contra el mal de ojo - 1976
Chaucha y palito - 1977
A la madre - 1981
Los poemas - 1984
Bisa vuela - 1985
La nube traicionera - 1989
Novios de antaño - 1990
La Abuela Agnes
Desventuras en el País Jardín de Infantes - 1993
Pocopán - 1996
Don Fresquete - 1996
El enanito y las siete Blancanieves - 1996
La foca loca - 1996
El gatopato y la princesa Monilda - 1996
Historia de una princesa, su papá y . . . - 1996
Martín Pescador y el delfín domador - 1996
El paquete de Osofete - 1996
La plapla - 1996
Un gato de la luna - 1996
Una jirafa filarmónica - 1996
Manuelita ¿Dónde vas? - 1997
El brujito de Gulubú - 1998
Manuelita la tortuga - 1998
El Mono Liso - 1998
Osías el osito - 1998



Firmar el Libro de Visitas
Agregar a Favoritos
¿Sugerencias?, somos todo oido
Recomienda el sitio a tus amigos

 
©1999/2013 Grupo Villa Flakozitas - Todos los derechos reservados - Pvcia. de Rio Negro - ARGENTINA